Artículo

Un cuarto propio, una vida propia

Virginia Woolf era una de mis obligaciones lectoras a cumplir. Estaba en deuda con ella. Esa mujer atípica en su época y atemporal ahora. Un halo de rebeldía y modernidad envolvió siempre para mi su figura.

“Un cuarto propio” fue un autorregalo el día de mi cumpleaños. Llegó a mi junto con Paula Bonet con 813 (Truffaut por Paula Bonet) y Nuria Varela con su “Feminismo para principiantes”. El cine y los libros siempre presentes en mi vida. Leer más