Artículo

Solo nosotras, los chicos a un lado

Este tema sale entre nosotras muy a menudo últimamente. Dónde se posiciona un hombre en una asamblea feminista? Callado escuchando y aprendiendo? Activo aportando?

Quienes hayan participado activamente en movimientos asamblearios, reuniones de partidos políticos o de sindicatos habrán observado cómo son ellos en la mayoría de las ocasiones los que se dirigen a las personas presentes, quienes elevan más la voz, TIENEN la última palabra. Pero sobre todo alguna habrá sido víctima de aquello de “la compañera ha querido decir”.

Acabas de darte cuenta de que tenías algo que aportar, te decides a levantar la mano y a alzar la voz para que te escuchen… pero tu discurso “no se entiende”. Es necesario que ese amable compañero se levante para decir lo mismo que tú, exactamente lo mismo que tú, pero mejor, SIEMPRE LO HARÁ MEJOR. Incluso si es necesario hacer alguna referencia posterior a tus alusiones, se dirá a partir de este momento: “como ha dicho el compañero”.

En las reuniones feministas eso NO SE HACE. Primero porque hemos buscado un espacio para hablar nosotras, para empoderarnos,  para tener argumentos, para aprender, para ESCUCHARNOS, compartir experiencias. Leer más