Artículo

Necesitas ver Glow

Este verano se está notando mucho que no tenemos pelas. Partidas de póker, tardes de sofá con películas y series. Nos hemos puesto al día con Juego de Tronos, estamos viendo Doctor en Alaska. Hemos visto GLOW!!! Bravo por esta serie.

Gracias Netflix por una serie tan diferente. La norma, en el cine o en la tele, son las mujeres de relleno, alrededor de figuras masculinas y siendo estupendas, según los parámetros machunos. Si hay alguna acción entre nosotras, suele ser de competencia, el destripe, y casi siempre habrá un hombre de por medio.

A estas alturas conocemos el test de Bechdel. Esta serie lo pasa de sobra. Leer más

Artículo

Ni supermanes, ni wonderwomans

Este verano fuimos a ver en familia Wonder Woman. Salvada la euforia inicial, el subidón de ver aquella fuerza de la naturaleza, vinieron los pensamientos críticos. Íbamos con un amiguito de mi hijo, que tuvo que flipar bastante al escucharnos hablar de feminismos, estereotipos, empoderamiento…

Esas amazonas, TODAS hermosas, poderosas, fuertes, supercachas… Peleando con corsés imposibles, Y EN TACONES (de cuña pero tacones), con todo en su sitio, a ninguna le sobraba nada. Alguna concesión con algún muslo que se mueve tras un impacto, alguna pata de gallo en las más talluditas, pero eran la excepción. El ambiente estaba todo impregnado de “perfección” y “belleza”.

El argumento de la peli pasa de ser ella la que va a salvar el mundo, a ser ella la salvada junto con el mundo. El momento heróico es para el hombre. Que por un lado está bien. Es un ser mortal que sacrifica su existencia, sabiendo que va a morir, que no tiene superpoderes, ni vidas de repuesto. Pero por otro lado, ella, personaje femenino ha caído totalmente en el estereotipo de superHÉROE. Imbuída de testosterona se deja llevar por la ira y la furia, propias de cualquier película de machitos y no siente la empatía suficiente para con quien le está pidiendo ayuda.

Los estereopotipos están ahí. Leer más

Artículo

Exijo el derecho a una muerte digna

Esta mañana al levantarme abracé a mi bello durmiente. Escuché a mi hija recién levantada moverse por su cuarto. Añoré a mi hijo que está de vacaciones con su primo. Fui al baño y vacié mi vejiga. Lavé mi cara. Despedí con un beso a mi chico y a nuestra hija que empezaban la mañana de lunes. Cerré la puerta. Empecé a hacer yoga. Hice meditación 10 benditos minutos. Me vestí rápido. Apagué todo. Cogí “dos perillas de san juan” del frigo. Me calcé las sandalias y salí “pies para qué os quiero” en dirección al trabajo.

Además de llegar 17 minutos tarde, he ido todo el camino con la cabeza en otra parte. Iba escuchando a IZAL que últimamente es mi BSO, pero no podía parar de pensar en el audio que había escuchado en la SER. Laura Rodríguez de 59 años, tiene ELA y exige su derecho a morir con dignidad. Esa voz me ha tocado el ánimo y me he sentido más consciente que nunca de TODOS y cada uno de mis movimientos.

Abrazar, besar, andar, sentarme, coger, mover todas y cada una de las partes de MI cuerpo a MI completa voluntad. Ser independiente, tener libertad de movimiento.

No voy a hablar de la ley, ni de posturas políticas. Solo voy a hablar de la mía. Leer más

Artículo

Hoy es 18 de Julio

Recuerdo estar comiendo en un restaurante con mi tío Manuel que venía de Suiza, mi hermana y yo éramos pequeñas, y no sé cómo en la mesa se acabó hablando de política. Mi tío se puso nervioso y dijo que habláramos bajito que nos podían escuchar.

Hablar de política en España, de rojos y azules, de republicanos y fascistas, de izquierdas y de derechas… hablar de ello sigue estando pendiente en muchas casas, al igual que en muchas administraciones públicas. No es fácil, es una herida abierta, sigue en carne viva.

Tal día como hoy, en 1936, se producía el “alzamiento nacional” para unos, para otros fue el golpe de estado, y sigue estando sin resolver. Calles con nombres de asesinos, estatuas conmemorativas y placas que recuerdan su lucha por dios y por españa (esa españa es pequeña), entierros en iglesias de quienes ordenaron pasar a cuchillo a los rojos, pueblos en la geografía nacional que recuerdan al dictador, colegios que en su nombre llevan el pasado fascista de este país…

Las cunetas llenas de gente. Más de 100.000 desparecidos en fosas comunes. Y se nos llena la boca hablando del horror de la dictadura de Videla, de los horrores cometidos por Pinochet, que si los campos de exterminio de Hitler, o el hambre de poder de Mussolini, qué horror la dictadura de los coroneles, la represión del comunismo ruso, o el chino, la atroz caza de brujas de la Stasi… Hoy nos horrorizamos con la purga de Erdogan o con el sinsentido de la dictadura de los Hermanos Musulmanes en Egipto.

A estos pasajes de la historia se ha mirado con temor a que se vuelvan a repetir, nos hemos apiadado de los asesinados por otros regímenes totalitarios, hemos protestado y hecho discursos encendidos (siempre más la izquierda). Pero aquí tenemos que olvidar. Porque el espíritu de la transición lo ha limpiado todo. Pero por mucho que eches lejía, hay manchas que no se van. Aquí no huele a limpio. Leer más

Artículo

El culo más encantador de Wimbledon

Este fin de semana Garbiñe Muguruza, a la edad de 23 años, ha ganado la final de Wimbledon frente a Venus Williams. Repersución en los medios? …. TVE no tenía imágenes de este acontecimiento deportivo. Solo una serie de imágenes, tres, representativas de la gesta de esta deportista española. Retransmisión por qué no? No era importante la final femenina de esta competición deportiva con más de 140 años de historia? En el caso de otros deportistas sí se ha retransmitido. No comment.

Esta mañana, en la SER, un seropinador, decía que quería celebrar la victoria de Garbiñe Muguruza, hablando de ella como se habla de Nadal, como se habla de los futbolistas más preciados (léase caros) de la historia.

Yo también quiero hablar de ella.

Garbiñe Muguruza lleva practicando tenis de alta competición desde 2012. Sus logros se pueden ver en internet … Y este último triunfo supone todo un hito en el tenis español.

A pesar de esto en MARCA, en su edición mexicana, tuvieron a bien destacar su “encantadora sonrisa”. Que no está nada mal eso de sonreír, más si tienes motivos, y ella los tenía de sobra para lucir la más brillante de las sonrisas. Acababa de desbancar a una de las grandes.

Leer más

Artículo

Solo nosotras, los chicos a un lado

Este tema sale entre nosotras muy a menudo últimamente. Dónde se posiciona un hombre en una asamblea feminista? Callado escuchando y aprendiendo? Activo aportando?

Quienes hayan participado activamente en movimientos asamblearios, reuniones de partidos políticos o de sindicatos habrán observado cómo son ellos en la mayoría de las ocasiones los que se dirigen a las personas presentes, quienes elevan más la voz, TIENEN la última palabra. Pero sobre todo alguna habrá sido víctima de aquello de “la compañera ha querido decir”.

Acabas de darte cuenta de que tenías algo que aportar, te decides a levantar la mano y a alzar la voz para que te escuchen… pero tu discurso “no se entiende”. Es necesario que ese amable compañero se levante para decir lo mismo que tú, exactamente lo mismo que tú, pero mejor, SIEMPRE LO HARÁ MEJOR. Incluso si es necesario hacer alguna referencia posterior a tus alusiones, se dirá a partir de este momento: “como ha dicho el compañero”.

En las reuniones feministas eso NO SE HACE. Primero porque hemos buscado un espacio para hablar nosotras, para empoderarnos,  para tener argumentos, para aprender, para ESCUCHARNOS, compartir experiencias. Leer más

Video

Pequeña gran revolución

 

Bienvenida a casa,
Pequeña gran revolución,
Que con tus pasos marcas un nuevo rumbo
en dirección a nuevas montañas que parecen menos altas
Con cada palabra que nace en tu garganta,
pequeña gran revolución.

Si hubiera conocido esta canción el día que viniste a mí, te la hubiera cantado. Nos fue bien con Antonio Flores cuando te tenía entre mis brazos. Muy bien.

Ya sonreías zalamera con tus ojazos, que desde el primer día se adivinaban oscuros. Pero hoy, 14 años después, y viendo la mujer en que te estás convirtiendo, si hubiera conocido a Izal, te hubiera cantado esta.

Tú fuiste ese 11 de marzo de 2003 “nuestra pequeña gran revolución”. Con tu sonrisa grande, sin llorar, apoyando tus manitas sonrosadas en mi pecho para verme mejor (porque me miraste, directa), sonriendo desde  el primer día. Qué felicidad tan grande! Cómo lloraba yo! Uno de los momentos más intensos de mi vida. Éramos las dos novatas en esto de ser madre e hija. Leer más

Artículo

El #8M #YoParo y un libro

He tenido el placer de conocer recientemente a Luisa Carnés (desconocida para la mayoría) de la Generación del 27. No eran sólo hombres todo lo que allí relucía. También hubo mujeres escritoras, grandes escritoras, que la HISTORIA (la de ellos) se ha encargado de esconder, ocultar, negar.

Como en tantas otras facetas de la vida, la cultura, la ciencia… nuestra presencia o no existe o es meramente puntual. A veces es muy difícil negarnos, tapar el sol con un dedo, y pocas muy pocas han conseguido llegar al presente por sus logros, por sus conquistas. Pero hay más. Ya hablé en otro post de “Las sin sombrero” y la revelación que para mí supuso. Por fin se empezaba a hacer justicia. Aunque el “más vale tarde que nunca”, ya empieza a ser doloroso.

Hay más, muchas más, esperando a ser rescatadas del olvido. Como diría la jovencísima, a la par que sabia Rosa Berbel Leer más

Artículo

El amor lo perdona todo?

Tenemos un 2017 recién estrenado, terminando un enero en el que ya llevamos 4 mujeres asesinadas oficialmente a las que hay que añadir otras 2 más, aún oficiosas. “Supuestamente” han sido asesinadas por violencia machista. Parece ya un ente cuando la mencionan así: han sido asesinadas por violencia machista??? Quién es “violencia machista”?

confidencial

Quién enseña a hacer estos titulares a los periodistas? Quién es el culpable aunque sea presunto?

Como dice Miguel Lorente a qué se debe esta realidad? Que cada cual elija la respuesta. Yo la tengo clara.

A pesar de las cifras, seguimos igual. La sociedad (machista) diciendo que somos unas exageradas (las feministas) cuando alzamos la voz y ejercemos acciones para denunciar que nos están matando, pero esa misma sociedad que nos juzga nada dice de la publicidad sexista (como la de la Piara) ni de los mensajes machistas que recibimos todos los días a cualquier hora y por cualquier medio: prensa, tele, redes sociales, grupos de wassap, compañeros de trabajo…

Ahí seguimos mientras tanto, muriendo de amor, ya no solo en las pelis o en las canciones. El amor lo cura todo y si es amor de verdad, lo perdona TODO. Si es amor de verdad no denuncia, si es amor de verdad no investiga… Con esos amores de verdad llevamos ya 6 mujeres asesinadas por hombres que las amaban mucho. Como dice mi adorado Ismael Serrano “…y de amarte tanto, tanto, puede que no te ame bien…” Leer más

Artículo

Cuento de Navidad en 2016

 

Erase una vez concretamente en los días mejores del año, la víspera de Navidad, el día de Nochebuena en que el viejo Scrooge estaba muy atareado sentado en su despacho.

Si Charles Dickens viviera hoy, temo que esta sería la historia que estaría contando, la que os voy a contar. Scrooge trabajaría en un despacho en la Unión Europea, o en un ministerio de cualquier país de la misma.

La noche víspera del día de navidad las hijas de una amiga, paraguaya, montaban en un avión rumbo a España para venir a ver a su madre y presentarle a la nieta que aún no conocía. Hicieron el viaje con mucha ilusión y con un desembolso muy grande de dinero para ellas.

Además de la ilusión por ver a su madre, tenían que ser y parecer turistas. En los bolsillos más de 2000€ para acreditar que tenían dinero para gastar en el punto de destino. También tenían que tener una reserva hostelera de al menos dos días (se ve que si vas a ver a mamá no te puedes quedar en su casa). Pagado también el billete de vuelta.

Iniciaron el vuelo con expectación, precaución y algo de miedo, nos pararán en Barajas? En la agencia de viajes les habían dicho que dijeran no conocer a nadie en España cuando les preguntaran y que aunque su madre fuera residente, era mejor que no les hiciera “carta de invitación”. Era sospechoso.

El “algo de miedo” no era muy real más bien era mucho miedo. El miedo de quien se sabe sospechosa, por el simple hecho de parecer de otro país, de un país pobre. La piel marroncilla (que diría mi hijo); el pelo tan negro, tan largo y tan lacio tampoco ayudan. Las caras de susto, el no querer elevar la voz para que no se nos note, que la niña no haga mucho ruido. Leer más

Página 1 de 712345...Última »