Artículo

Aurore Tabort con 50 y Nina Simone

Este fin del verano ha sido muy especial en lo personal . Estoy “entrando en el otoño” con proyectos  nuevos. Llego a los 50 (edad con cierta importancia en esto de hacerse mayor) llena de ilusión y expectativas. Acercarse a la quinta década es como una meta, un ecuador dentro de una vida. 50 años: momento de ser invisible o de decir aquí estoy yo.

Este fin de verano también he tenido el placer de ver Aurore, 50 primaveras, una película francesa de Blandine Lenoir,  que habla precisamente de este proceso de cambio de llegar a los 50 con la ilusión de los 18, pero con una vida que no para y que si te descuidas te engulle. Momento en que aparece la menopausia, las hijas e hijos se hacen mayores y ya no te necesitan (o te necesitan menos), donde el trabajo sigue siendo precario… Pero las ganas de vivir y ser feliz siguen siendo las mismas y se disfruta la vida intensamente.

Un subidón la película. Esa amiga provocadora y rompedora, la sensación de que de repente eres invisible por no ser joven ya, los sofocos que aparecen… Leer más

Artículo

Necesitas ver Glow

Este verano se está notando mucho que no tenemos pelas. Partidas de póker, tardes de sofá con películas y series. Nos hemos puesto al día con Juego de Tronos, estamos viendo Doctor en Alaska. Hemos visto GLOW!!! Bravo por esta serie.

Gracias Netflix por una serie tan diferente. La norma, en el cine o en la tele, son las mujeres de relleno, alrededor de figuras masculinas y siendo estupendas, según los parámetros machunos. Si hay alguna acción entre nosotras, suele ser de competencia, el destripe, y casi siempre habrá un hombre de por medio.

A estas alturas conocemos el test de Bechdel. Esta serie lo pasa de sobra. Leer más

Artículo

Ni supermanes, ni wonderwomans

Este verano fuimos a ver en familia Wonder Woman. Salvada la euforia inicial, el subidón de ver aquella fuerza de la naturaleza, vinieron los pensamientos críticos. Íbamos con un amiguito de mi hijo, que tuvo que flipar bastante al escucharnos hablar de feminismos, estereotipos, empoderamiento…

Esas amazonas, TODAS hermosas, poderosas, fuertes, supercachas… Peleando con corsés imposibles, Y EN TACONES (de cuña pero tacones), con todo en su sitio, a ninguna le sobraba nada. Alguna concesión con algún muslo que se mueve tras un impacto, alguna pata de gallo en las más talluditas, pero eran la excepción. El ambiente estaba todo impregnado de “perfección” y “belleza”.

El argumento de la peli pasa de ser ella la que va a salvar el mundo, a ser ella la salvada junto con el mundo. El momento heróico es para el hombre. Que por un lado está bien. Es un ser mortal que sacrifica su existencia, sabiendo que va a morir, que no tiene superpoderes, ni vidas de repuesto. Pero por otro lado, ella, personaje femenino ha caído totalmente en el estereotipo de superHÉROE. Imbuída de testosterona se deja llevar por la ira y la furia, propias de cualquier película de machitos y no siente la empatía suficiente para con quien le está pidiendo ayuda.

Los estereopotipos están ahí. Leer más

Artículo

Exijo el derecho a una muerte digna

Esta mañana al levantarme abracé a mi bello durmiente. Escuché a mi hija recién levantada moverse por su cuarto. Añoré a mi hijo que está de vacaciones con su primo. Fui al baño y vacié mi vejiga. Lavé mi cara. Despedí con un beso a mi chico y a nuestra hija que empezaban la mañana de lunes. Cerré la puerta. Empecé a hacer yoga. Hice meditación 10 benditos minutos. Me vestí rápido. Apagué todo. Cogí “dos perillas de san juan” del frigo. Me calcé las sandalias y salí “pies para qué os quiero” en dirección al trabajo.

Además de llegar 17 minutos tarde, he ido todo el camino con la cabeza en otra parte. Iba escuchando a IZAL que últimamente es mi BSO, pero no podía parar de pensar en el audio que había escuchado en la SER. Laura Rodríguez de 59 años, tiene ELA y exige su derecho a morir con dignidad. Esa voz me ha tocado el ánimo y me he sentido más consciente que nunca de TODOS y cada uno de mis movimientos.

Abrazar, besar, andar, sentarme, coger, mover todas y cada una de las partes de MI cuerpo a MI completa voluntad. Ser independiente, tener libertad de movimiento.

No voy a hablar de la ley, ni de posturas políticas. Solo voy a hablar de la mía. Leer más

Artículo

Libertad o langosta

Nueva campaña de renta 2015 sin tener muy claro si hacienda somos todos, seguimos con la presidencia en funciones…, pero voy a escribir sobre el amor, me parece más interesante.

El otro día vimos “Langosta”. Un cuento a  medio camino entre la comedia y el drama. Una sátira cruda sobre los amores convencionales y establecidos. Una crítica a una sociedad enferma que lo etiqueta TODO, incluido el amor.

Si quieres seguir leyendo y además ver la película, te advierto que a partir de ahora te vas a encontrar con algún que otro spoiler.

Un Colin Farrell triponcete y con cara de desconcierto (la misma que iba teniendo yo a medida que avanzaba la película) nos enseña un mundo en el que la soltería no está bien vista.  Lo mejor es vivir en pareja, tiene ¡múltiples ventajas! No se cuestiona la homosexualidad, puedes hacerlo con quien quieras, pero lo que decidas ser tiene que ser elegido y ya no hay vuelta atrás. Desde el momento en que te registras como soltero o soltera vas “a la caza” de tu pareja, porque tu vida, como ser humano, está en peligro. De no encontrar pareja en un plazo de tiempo determinado, te transformarán en animal. Eso sí, al menos en el animal escogido por ti. Se titula “Langosta” porque es el animal elegido por el protagonista, apuntar que son curiosas las razones que alega para decidirse por este animal. La historia está contada con la voz en off del personaje de Rachel Weitz.

Como metáfora no tiene precio: vivir fuera del modelo instaurado te convierte en animal. La sociedad te da oportunidades para incorporarte al modelo oficial, pero el tiempo es limitado. Otras opciones no son posibles. Una  vida de perro…  o de langosta está a la vuelta de la esquina. Leer más

Video

Pride, orgullo de clase “humana”

Un descubrimiento de cine y de un pasaje desconocido de la historia. Desconocido por ser parte de la historia que no cuenta, aquella en que intervienen los diferentes de la sociedad.

En la película se narran los hechos sucedidos durante la protesta de los mineros del carbón de Gales (1984/1985), de la fuerte represión gubernamental/policial que sufrieron y del apoyo que recibieron de un colectivo de gays y lesbianas, que se solidarizaron con su causa. Leer más

Video

“Mi vida ahora” cine con conciencia

Una calor de calor cae sin piedad sobre Málaga. Eso está haciendo que ante el temor de derretirnos sobre el asfalto salgamos lo realmente imprescindible a la calle y estemos teniendo hábitos de invierno: películas, juegos de mesa, playstation,… eso sí con el aire acondicionado encendido (lo que se puede, porque luego llega la factura de la luz y las eléctricas y el Soria nos hacen pagar caro el lujo de enchufarlo) poquito, porque la mala conciencia que genera el tener conciencia medioambiental, nos hace recurrir a abrir ventanas y que corra el aire… el día que corre.

Pero bueno, volviendo al tema, que se me van los dedos sobre el teclado y me dejo ir. Pretendo compartir aquí una película que he visto este finde. Es una de Kevin McDonald, “Mi vida ahora”, sobre la guerra y los efectos de la misma en los civiles, en este caso unos niños y niñas, que se ven en medio, sin saber qué hacer. Por cierto, genial actuación de Saoirse Ronan, descarnada (ya la he visto en tres pelis y en ninguna me ha dejado indiferente). Leer más

Artículo

Vino, mujeres y cine

Este sábado pasado estuve en una obra de teatro en el Museo del Vino, Oh vino. Un monólogo curioso sobre el vino y su historia, que es nuestra historia.

Una crítica al poder y al uso/abuso que han ejercido sobre los pueblos los poderosos. Una crítica a la religión y a la intromisión/manipulación que esta hace en nuestras vidas. Un alegato en defensa de la vida, el teatro y de la mujer. La mujer en la historia… esa gran olvidada!!!

La mujer…. Este curso mi hija por fin tiene “educación para la ciudadanía”… Qué horror!!! Esa asignatura terrible en la que los niños iban a aprender cosas terribles como: convivir, ser ciudadanxs, respeto a la diversidad de cualquier tipo,… luego podían hacerse homosexuales (lesbianas, que siempre es peor), convocar manifestaciones, hacer cócteles molotov, …. en fin un despropósito. Leer más