Vino, mujeres y cine

Este sábado pasado estuve en una obra de teatro en el Museo del Vino, Oh vino. Un monólogo curioso sobre el vino y su historia, que es nuestra historia.

Una crítica al poder y al uso/abuso que han ejercido sobre los pueblos los poderosos. Una crítica a la religión y a la intromisión/manipulación que esta hace en nuestras vidas. Un alegato en defensa de la vida, el teatro y de la mujer. La mujer en la historia… esa gran olvidada!!!

La mujer…. Este curso mi hija por fin tiene “educación para la ciudadanía”… Qué horror!!! Esa asignatura terrible en la que los niños iban a aprender cosas terribles como: convivir, ser ciudadanxs, respeto a la diversidad de cualquier tipo,… luego podían hacerse homosexuales (lesbianas, que siempre es peor), convocar manifestaciones, hacer cócteles molotov, …. en fin un despropósito.

Bueno, pues mi hija TIENE UN LIBRO SOBRE EDUCACIÓN PARA LA CIUDADANÍA!!!! Lo estuve ojeando y aparte de no ver nada potencialmente peligroso, reparé en el tema de la igualdad.

Mi hija curiosamente siempre ha sido sensible con este tema. Tengo un par de recuerdos de ella que me dejaron con la boca abierta. Yo me considero feminista y no había caido en un par de detalles. Desde siempre le gusta dibujar y por ello le compré un libro sobre pintores importantes en la historia y las técnicas que usaban. Después de verlo, me dijo muy indignada: “es que no hay mujeres pintoras????!!!!!” Patidifusa me quedé.

Otro día con mi madre, estaba encendiendo el ordenador de la abuela y le pregunta:“abuela, el ordenador es tuyo?”. Mi madre le respondió que sí. Ella puso cara rara y le replicó: “entonces por qué pone aquí bienvenido???” Imaginaos la cara de mi  madre…. Seguro que pasaron por su cabeza ideas como que esto seguro que es cosa de mi hija que con eso de que es sindicalista (todas tenemos un pasado….) le está metiendo ideas a la niña en la cabeza.

Volviendo al libro y al tema de la igualdad. Estaban hablando de Benjamín Franklin y de su hermana Jane. Hablaban de los logros de uno y de la existencia “de cuidados” que tuvo para todos los demás, existencia invisible por otro lado. Uno ha pasado a la historia y la otra, qué hizo por el mundo?

1778, Filadelfia: Si él hubiera nacido mujer

“De los dieciséis hermanos de Benjamín Franklin, Jane es la que más se le parece en talento y fuerza de voluntad.

Pero a la edad en que Benjamín se marchó de casa para abrirse camino, Jane se casó con un talabartero pobre, que la aceptó sin dote, y diez meses después dio a luz su primer hijo. Desde entonces, durante un cuarto de siglo, Jane tuvo un hijo cada dos años. Algunos niños murieron, y cada muerte le abrió un tajo en el pecho. Los que vivieron exigieron comida, abrigo, instrucción y consuelo. Jane pasó noches en vela acunando a los que lloraban, lavó montañas de ropa, bañó montoneras de niños, corrió del mercado a la cocina, fregó torres de paltos, enseñó abecedarios y oficios, trabajó codo a codo con su marido en el taller y atendió a los huéspedes cuyo alquiler ayudaba a llenar la olla. Jane fue esposa devota y viuda ejemplar; y cuando ya estuvieron crecidos los hijos, se hizo cargo de sus propios padres achacosos y de sus hijas solteronas y de sus nietos sin amparo.

Jane jamás conoció el placer de dejarse flotar en un lago, llevada a la deriva por un hijo de cometa, como suele hacer Benjamín a pesar de sus años. Jane nunca tuvo tiempo de pensar, ni se permitió dudar. Benjamín sigue siendo un amante fervoroso, pero Jane ignora que el sexo puede producir algo más que hijos.

Benjamín, fundador de una nación de inventores, es un gran hombre de todos los tiempos. Jane es una mujer de su tiempo, igual a casi todas las mujeres de todos los tiempos, que ha cumplido su deber en esta tierra y ha expiado su parte de culpa en la maldición bíblica. Ella ha hecho lo posible por no volverse loca y ha buscado, en vano, un poco de silencio. Su caso carecerá de interés para los historiadores.” Eduardo Galeano

Y justamente por esto último… no he encontrado foto alguna de Jane…

Todo ha resultado más difícil para las mujeres en la historia. Los derechos siempre han sido conquistas. Hemos luchado contra techos de cristal, contra el “qué dirán”, por nuestro derecho al voto, por el derecho a trabajar, por poder vivir independiente de una figura masculina, hemos tenido que guardar el honor familiar y por nuestra virginidad ha habido hasta guerras, usadas como modo de castigar a pueblos/exterminar etnias, compradas, vendidas… Aún hoy, en algunos países nos esconden de miradas ajenas, nos mutilan para que sigamos siendo puras, nos quitan nuestro apellido paterno (por supuesto) cuando nos casamos, tenemos que pagar dotes para que se casen con nosotras, casarnos con nuestros violadores, vivir con nuestros maltratadores por los hijos,… y todo ello siempre es por nuestro bien.

La película Pago Justo es un ejemplo de ello. Cuenta la historia real de 187 mujeres que en 1968 trabajaban para la Ford como costureras y que reivindicaban igualdad salarial. Estas mujeres organizaron una de las huelgas más largas y sonadas de la historia de Gran Bretaña. Ellas se dedicaban a coser los acabados de los coches. Trabajaban en unas condiciones precarias, en una nave en la que la lluvia y el calor, se hacían notar. Su trabajo era más especializado que el de la mayor parte de sus compañeros, pero sus sueldos muy inferiores. Era porque la empresa sabía que así estaba establecido y aceptada por todos, sobre todo por ellos, siempre había sido así. Las mujeres no podían/debían cobrar igual que los hombres. Ellas decidieron que aquello había de cambiar y empezaron a movilizarse para conseguir mejoras en su situación. Objetivo: la igualdad salarial. Lo consiguieron a base a creer en que su causa era justa y en la unión de las compañeras, a pesar del entorno hóstil. Esta película es una muestra de para qué sirve la lucha obrera y de la necesidad de unión para poder posibilitar los cambios.

Nuestra vida, la de las mujeres, no ha sido fácil. He nacido en este mundo, el “desarrollado”, en el que la igualdad es más o menos real, pero aún queda mucho que hacer. Mi hija de 10 años, merece un mundo más libre y solidario donde las agresiones a las mujeres, de cualquier tipo, dejen de ser un cáncer mundial. Un mundo donde seamos libres de verdad,… no exclavas de la moda, de las tendencias, con complejo de superwoman, teniendo que demostrar que estamos capacitadas para todo,… pero bueno esto será para otro post.

Dejar un Comentario

Los campos marcados con * son obligatorios.