Necesitas ver Glow

Este verano se está notando mucho que no tenemos pelas. Partidas de póker, tardes de sofá con películas y series. Nos hemos puesto al día con Juego de Tronos, estamos viendo Doctor en Alaska. Hemos visto GLOW!!! Bravo por esta serie.

Gracias Netflix por una serie tan diferente. La norma, en el cine o en la tele, son las mujeres de relleno, alrededor de figuras masculinas y siendo estupendas, según los parámetros machunos. Si hay alguna acción entre nosotras, suele ser de competencia, el destripe, y casi siempre habrá un hombre de por medio.

A estas alturas conocemos el test de Bechdel. Esta serie lo pasa de sobra.

Aparecen al menos dos mujeres, hablan entre ellas y sobre algo que no sean hombres.

Se trata de una serie coral de mujeres en clave de humor, pero en muchas ocasiones hay debajo una denuncia soterrada, mostrar lo que supone ser mujer en el mundo del cine o la televisión. Las mujeres son algo más que objetos sexuales, esta es una de las premisas.

Ya solo el principio está bien. Un alegato a las opciones, escasas opciones, que tienen las mujeres en el mundo del cine, lleno de papeles estereotipados. Un recordatorio de que las mujeres de verdad son todas diferentes. Altas, bajas, canijas, gordas, jóvenes, mayores, rubias, teñidas… De todo eso y algo más va Glow.

GLOW

Lo mejor para mi ha sido ver la sororidad en pantalla. Es el siguiente ingrediente básico: las mujeres pueden ser amigas. Los conflictos se superan juntas.

Mujeres de verdad, con problemas reales trabajando JUNTAS por un objetivo común. Más, quiero más, necesitamos más historias así.

Tweet about this on TwitterShare on Google+Digg thisPin on PinterestShare on LinkedInShare on FacebookEmail this to someonePrint this page

Dejar un Comentario

Los campos marcados con * son obligatorios.