Artículo

Viniste

Te acuerdas, de ese correo en el que me decías que vendrías para no volver a irte? Yo sí me acuerdo. Abrir mi correo de “terra” e intentar no llorar porque estaba en el trabajo. Y entre la fecha de hoy y el (nuestro ya) poema de Mario Benedetti

No lo creo todavía

estás llegando a mi lado

y la noche es un puñado

de estrellas y de alegría

 

palpo gusto escucho y veo

tu rostro tu paso largo….

Viniste y te quedaste y nuestra vida ha cambiado mucho parece que fue ayer, parece que ha sido siempre,… Bendito caos espacio-temporal.

Humildemente, con permiso de Benedetti, voy a hacer mi segunda parte, o mejor dicho, voy a continuarlo para nosotros dos, con nuestra historia. Leer más

Artículo

Uno más uno no siempre suman dos

Cuando era pequeña mi madre me decía que era la abogada de las causas perdidas. Siempre me gustaron los perdedores, me parece que tienen un halo de dignidad. Su lucha truncada, su mirada decidida a conseguir sus objetivos y a la vez con la idea presente de que va a ser inútil pues está abocado al fracaso.

Esto debe ser lo que me pasa con Izquierda Unida. Sé que depositar mi voto en una urna es como guardarlo en un cajón. A efectos reales parece que sirve para poco.

Por qué voto a Izquierda Unida (izquierda hundida como dice mi hijo con el humor, no exento de sarcasmo, de sus 9 años), por qué voto a esta formación política? Confieso que desde que empecé a ejecer mi derecho al voto, siempre se decantó hacia esta formación política. Los ideales me parecían más cercanos a mí, clase obrera, siempre me he sentido más representada como gente.

También he de decir que en mi historial tengo que apuntar un par de intentos de voto últil: PSOE, para echar a Aznar que parecía haberse agarrado al sillón y amenazaba con seguir haciendo de las suyas (luego me sentí muy decepcionada por las decisiones del gobierno socialista). Y las últimas europeas en que voté Podemos. Me gustó el 15M y todo lo que significó, le reconocí el valor, el revulsivo que supuso y ha supuesto para la política de este país. Además quería llevar al “Coletas” al parlamento europero y no tengo ningún reproche.

Pero en estas últimas generales he vuelto a mis principios, he vuelto a Izquierda Unida, #TodosConAlberto, he sido una #Garzoners. Leer más

Artículo

Lo esencial para Lucas

Los superhéroes más raros, los cómics, la guerra de las galaxias, los videojuegos, lo matemático, los bloques de LEGO, las camisetas de superhéroes y también las de villanos, leer, el chocolate, jugar en familia, mis abrazos y mis besos, correr desnudito por la casa, enseñarnos el culito, dar sustos, hacer bromas, reír, rapear con Calle 13, las hamburguesas, ser carnívoro, las zanahorias cortadas en palitos cuadrados alargados, las sorpresas, los calendarios de navidad con “relleno”, los domingos por la mañana, hablar de política, estar con tu primo Pablo, saltar, correr, bailar, los abrazos antes de dormir, leer tumbados juntos en la cama, los parques, tus juguetes, tus cartas Pokemon, tu espada de Finn, los pijamas con superpoderes, el cine, los dibujitos, ser curioso, aprender, hacer el vago, Leer más

Artículo

Anda que tú con esas gafillas

Desde pequeña este chiste me encanta. Me parece tan simple.

¡¡¡ Tú!!!  ¡¡¡¡ Serás……!!!!, ¡¡¡¡ te quedaste con mi casa, mis amigos no me hablan por tu culpa, me echaron del trabajo por tu causa, te quedaste con mi coche!!!!
Y el otro con cara de shock y tartamudeando le responde: Y…. Y…. Y tú con esas gafillas…

Alguien vio  ayer el debate entre Rajoy y Sánchez? O como dijo Alberto Garzón, entre Cánovas y Sagasta? Fue una verdadera escenificación de lo que es buena conversación de besugos. Y tú más y tú peor. Confieso que empecé a verlo mientras recogíamos los restos de la cena y preparábamos la comida de hoy. Tras los besos de buenas noches y los “niña apaga la luz y deja de leer” y los “duérmete ya, has hecho pipí?”, me dirigí con mi pijama al sofá pertrechada con mi movil y la tableta. Pretendía seguirlo en directo y a través de la redes y luego ver el debate de la Sexta.

Digo pretendía, porque me desperté dormida profundamente en mi sofá babeando literalmente. Leer más

Artículo

Carta a mi hija

Tienes 12 años. Me parece mentira aveces que ya los tengas. Es emocionante verte crecer, ver la mujer en que te están convirtiendo. Vas asumiendo tus responsbilidades y veo cómo te  encargas de poner orden desordenado en tu desorden.

Hace nada dormías a mi lado hecha una bolita, agarrabas mi mano y me pedías que apretara fuerte porque si no te podías escapabas. Miro tus largas piernas, tus ojos inteligentes, tu cuerpo fuerte y espigado,.. y no puedo evitar sentirme desconcertada ante tus manifestaciones infantiles (risas exageradas, pataletas, aspavientos, caprichos, melindros…) “impropias” de alguien que calza ya mis zapatos. Otras me apabullas con tu mente clara y la fuerza de tus ideas.

Te vuelvo a mirar y tus ojos miran a mi altura, ya no miro hacia abajo. Ahora encuentro una mirada que en ocasiones me reta y desafía. Y olvido que sólo tienes 12 y me dejo llevar. Me siento desbordada por tu ímpetu, por tu manera de ser inquisitivia y reivindicativa. Entonces recuerdo que yo te he enseñado que hagas preguntas y que no te conformes con la primera respuesta si no te parece justa. Leer más

Galería

Mi #7N

El sábado #7N estuve en Madrid. Acudí allí para manifestar mi repulsa contra las violencias que las mujeres sufrimos en esta sociedad, por el único hecho de ser mujeres. Fui por las que no están ya, por las que siguen sufriendo y no se atreven a dar el paso de dejar atrás el sufrimiento, por los nombres de las mujeres que han caido en el olvido, por mi hija y por mi hijo para que vivan en un mundo donde las relaciones personales se vivan en igualdad. Pero sobre todo fui por mí, necesitaba gritar alto y claro que esto es intolerable y que el mundo sin nosotras no será un buen lugar para vivir. Grité a pleno pulmón clamando justicia junto a otras mujeres y hombres.

Hoy miércoles hemos de sumar otras 6 personas más a esta lista macabra, como si de una borma de mal gusto se tratara al día siguiente empezó a aumenbtar la lista con tres asesinatos más, y a día de hoy seguimos preocupados por Más y la CUP. No somos invisibles, no permitamos que nos hagan invisibles. Estamos aquí, que se nos vea y se nos escuche.

Todos los días son #7N
Leer más

Artículo

La doble vara de medir… #NiUnaMenos

En estos últimos tiempos he asistido con estupor e incredulidad, perdonen mi inocencia, al espectáculo que hemos dado con la ley mordaza y los intentos de buscar delitos en las redes sociales. Hemos visto cómo se ha investigado el perfil de “algunas personas” por estar en cierto partido político en boga. Y no ha hecho falta que vengan los “puros” de Manos Limpias. Desde la Fiscalía de la Audicencia Nacional se ha instado su persecución (ver). Leer más

Artículo

Pelo blanco, ideas claras

Si con algún apelativo físico tuviera que definirme, sería MORENA. Piel marroncilla como diría mi hijo y pelo negro muy NEGRO. Pero con la edad de mi hija apareció en mi cabeza un mechón de pelo blanco, muy BLANCO, cual Cruella de Vil. Me pareció gracioso, un brochazo blanco que caía justo en un lateral de mi flequillo. Siempre pensé que me imprimía carácter y me hacía diferente.

A medida que fui ganando años, esos pelos blancos fueron ganando terreno. Pasaron a ser canas de “hombre interesante”. Qué horror!!! Vieja yo, YA? Es que suele ser correlativo, canas en un hombre, es igual a sabiduría y hasta tienen un toque sexy. Canas en una mujer, eres una descuidada, estás “fuera del mercado”, eres vieja y eres invisible. Leer más

Artículo

Cerezos, maquis y un castaño que no duerme

El verano que se despide ha pasado muy rápido. Este año nos hemos quedado por aquí a disfrutar de nuestro paisaje, con las chanclas para el agua y las botas para la montaña, hemos ido a Navaconcejo en el Valle del Jerte.

Extremadura es uno de nuestros destinos favoritos. Ya la hemos visitado en diferentes ocasiones y lo volveremos a hacer, seguro. En concreto al valle del Jerte, no volvíamos desde el nacimiento de nuestra hija y nos hacía mucha ilusión volver para en verlo con ella a sus 12 años. Hemos elegido para ello una casa en el epicentro del valle de los cerezos, junto a su río Jerte. Leer más

Artículo

Oxi y otras cuestiones menos mundanas

Ya se ha celebrado el referendum griego en el que se sometió a la decisión de la soberanía popular el futuro del país cuna de la democracia. Todo ello con el aplauso de unos (yo me incluyo) y el susto enorme de los más contrarios a consultar con la ciudadanía las medidas/correctivos que les van a aplicar sí o sí. Como así ha sido.

Esa noche mientras yo me alegraba por el NO que clamó en toda Grecia y especialmente en la plaza Syntagma, (qué poco dura la alegría en la casa del pobre), mi hijo lloraba en su cama. A sus 8 años se estaba planteando el sentido de la vida y el fin de la misma.

Nos sorprendió preguntándose quién se iba a acordar de nosotros, su padre y su madre, cuando él muriera. Se me saltaron las lágrimas ante la profundidad del pensamiento. En su mente de niño no cabía no sólo el hecho en si de la muerte, sino que tampoco la desaparición de nuestra memoria. Nos manifestó su miedo a la soledad, el miedo a ser huérfano.

Su preciosa cabeza no entendía la nada después de la muerte. Y en ese momento me dio pena no tener un cielo al que recurrir, o un paraíso de luz y color que invocar para calmar su angustia infantil. Leer más